Creando Ciudadanía  
 
  EDITORIAL 25-11-2017 03:39 (UTC)
   
 
UN ANIVERSARIO PASADO DEBAJO DE LA MESA Cuando nueve años atrás, el 1º de abril del 2000 se daba inicio a la vigencia de los mandatos de la Ley Orgánica para la Protección de los Niños y Adolescentes (LOPNA), nadie pensaba en lo controversial que se convertiría esta Ley. Nueve años después tenemos una ley que ya sufrió su primera modificación, y que aún a pesar de los grandes esfuerzos e ingentes cantidades de recursos humanos y económicos para su divulgación, la sociedad y lo que es peor los propios niños, niñas y adolescentes desconocen su contenido, ignoran el funcionamiento del Sistema de Protección Integral e incluso los propios funcionarios del Sistema carecen de la capacitación y sobre todo de la formación adecuada para desempeñar su tarea, situación que ha llevado a la sociedad a percibirlos, salvo honrosas excepciones, como los responsables del comportamiento que en escuelas, hogares y comunidad en general tienen nuestros jóvenes. Todo esto es comprensible si hacemos un análisis del funcionamiento estos nueve años; pero lo verdaderamente dramático es que haya un gran número de personas que le echa la culpa no a los funcionarios sino a la Ley: Si consideramos que la LOPNA es un órgano jurídico expresado en un libro, es decir es la filosofía, es la letra, es el alma; que por si sola no actúa nos daremos cuenta que la ejecución de la norma recae en los funcionarios que componen el llamado Sistema de Protección Integral. Esta ejecución puede ser de tan variado signo como poder de interpretación tenga el funcionario de turno. Que nos indica esto? Que más importante que el conocimiento de cada artículo de la Ley, es el criterio que debe tener el funcionario que va a aplicarla. Que más valor debe tener la parte formativa del funcionario, la parte humana, la de los principios y valores morales, y la de la ética. Y más importante aún es que el criterio del sistema sea coherente, porque no se puede entender como una Defensoría pueda tener una apreciación diferente del mismo caso que un Consejo de Protección o un Consejo de Derechos, lo cual pone en evidencia ante la comunidad que no somos un Sistema sino órganos de acción incoherente. Cuando desde el CMDNA Marcano dimos la pauta de las reuniones de capacitación y formación con los llamados Encuentros de Consejeros que se realizaban con cierta periodicidad y que organizaban los distintos CMDNA del Estado, el objetivo era precisamente fortalecer el concepto de Sistema, de órganos integrados actuando coherentemente, lamentablemente esa práctica se dejó de lado hace unos tres o cuatro años. Si me permiten un comentario: esa fue la época de oro del Sistema. Hoy no hay motivo de celebración, no puede haberlo, no estamos haciendo bien las cosas, pero dejemos claro la LOPNNA no tiene la culpa, identifiquemos a los responsables, que la misma Ley nos dice que hacer con ellos. Desde este sitio continuaremos aportando temas para la discusión y sobre todo para la búsqueda de soluciones, la LOPNNA no se merece la opinión que de ella tiene la mayoría de nuestra sociedad, la lucha no puede ser individual ni personalizada debe ser institucional, el mérito ignorado de la ley fue darle poder a la sociedad para que resolviera los problemas inherentes a niños, niñas y adolescentes en el ámbito administrativo no judicial, pero la sociedad no ha sabido llenar ese espacio, no ha entendido que todos los mecanismos pasan por ella, desde la conformación de los órganos hasta la contraloría social. Nosotros somos los responsables, asumamos eso y no estemos tapando nuestros errores endosándole cómodamente a la Ley la responsabilidad de lo que pasa en nuestros hogares, en nuestras escuelas y en nuestras comunidades. Es hora no de preocuparse sino de ocuparse. Espero sus comentarios Prof. Pedro Campana Casas Presidente A.C. FORCAPCI



 
  CREANDO CIUDADANÍA
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  Quienes somos
Profesor Pedro Campana Casas.
Presidente.

Sra. Cristina de Padrón.
Vicepresidenta.

Lic. Doris Mejìa.
Secretaria de Finanzas.

Sr. Julio Campana Vidal.
Secretario de Actas.

Prof. Belkis Salazar.
Coordinadora de Proyectos.

Prof. Antonia Aguiar de Ordaz.
Coordinadora de Orientadores y Facilitadores.

Abogado Roberto Campano Lárez.
Asesor Legal.

Abogado Beltrán González.
Asesor Legal.

Abog. Carmen Ordáz.
Orientadora.

Sra. Olga Vidal.
Asistente Ejecutiva.

Lic. María Fernanda Molina.
Psicóloga.

TSU Pedro Campana Vidal.
Coordinador de Equipos Técnicos de apoyo.

TSU Mairobys Aguilera.
Facilitadora.

  Publicidad
Hoy habia 1 visitantes (18 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=